dissabte










Una lágrima sola para nombrarlo todo,
escasa es ella
digna de cuidado
Hay una
para la luz que queda, para el aire,
como la última bala contra todo el peligro,
una lágrima sola para toda la vida.

Como todo alimento y para respirar,
esa única bengala en medio de la noche.

Sin embargo este puño la aprieta con dulzura.
Va a hacerla polvo (dicen).
Va a hacerla polvo.



Jorge Boccanera


6 comentaris:

  1. Una imagen bellísima

    La fortaleza se encuentra en el interior, y la lágrima es el escape del alma

    ResponElimina
  2. No, una lagrima sola no basta...
    Besos y salud

    ResponElimina
  3. No de doler el dolor duele, de no doler la lágrima muere...

    ResponElimina
  4. Ninguna lágrima del ojo muere por principio entre los puños. Se regocija en lo innombrable y es dichosa si se desprende con honestidad.

    ResponElimina
  5. me gusta el arte que trasmites
    un saludo desde
    Lo
    lejos

    ResponElimina
  6. *¿y si suficiente fuera una lágrima tan solo?
    ¿a dónde cobijaría un átomo de dolor?

    ResponElimina