dijous











Había que escribir sin para qué, sin para quién.

El cuerpo se acuerda de un amor como encender la lámpara.

El silencio es tentación y promesa.


Alejandra Pizarnik (Fuga en lila)